¿Te preocupa la educación de tu hijo? Una forma de garantizar la educación de tu pequeño es a través de la previsión económica, con ahorros en seguros educativos o fideicomisos.

Un fideicomiso es un contrato, mediante el cual, una persona o fideicomitente transmite a una institución fiduciaria la propiedad de bienes, para ser destinados a fines determinados.

Personas que intervienen en un fideicomiso

Fideicomitente: es una persona física o moral que aporta los recursos al fideicomiso, estableciendo las condiciones de administración y distribución.

Fiduciario o institución fiduciaria: es la institución que recibe la propiedad fiduciaria de los bienes del fideicomiso. Además, de comprometerse a cumplir con las disposiciones establecidas por el fideicomitente.

Fideicomisario: es la persona que recibe el beneficio del fideicomiso.

Beneficios del fideicomiso


  • El fideicomiso cuenta con beneficios tributarios, no retienen ni pagan impuestos
· Los bienes son inembargables

  • Cuentan con protección en caso de fallecimiento o invalidez total